Un jonrón desde Artemisa hasta el mar

Semestre mar Artemisa Lister 149
“En ningún otro de los 15 países visitados, desde que salimos de Londres en agosto, nos dieron una acogida como aquí: los estudiantes, el pueblo… Al llegar a cada sitio hay ambiente de alegría. La bienvenida ha sido fantástica en cada lugar. No había venido nunca, y ya amo a Cuba, sinceramente”, me dijo Jennifer Haley, una joven que aplicó para el programa conocido como Semestre en el mar, que el lunes arribó a la mayor de las Antillas en un crucero, y esta tarde llegó hasta Artemisa.
Haley estudia en la Universidad de la Florida, pero hace solo unos días no sabía casi nada sobre Cuba. Me explica que muchos jóvenes permanecen alejados de la política. Pero conocer una injusticia les impide quedarse al margen. “Este pueblo no se merece el bloqueo. Esa es una cuestión que pertenece al pasado, y que el gobierno norteamericano debe superar. Cuando regresemos vamos a escribir una carta pidiéndole el fin de esa vieja política… y también la libertad de Los Cinco”.
Nada como ver todo con tus propios ojos. La realidad puede hacer milagros como ni la magia. Ahora sabe que la palabra libertad se ajusta muy bien a esta tierra; por eso confía en la fuerza de la verdad cuando habla sin preocupación alguna.
Quizás no sabe cuánto le ha costado a algunos en su país decir libremente lo que piensan, en el país que se dice paladín de la libertad de expresión, donde la ultraderecha de Miami vocifera y hasta amenaza al presidente. Ella es una joven estudiante que solo apela a la razón, a los sentimientos, a la lógica surgida tras compartir con los cubanos.
En el Estadio 26 de Julio no encontró a un pueblo oprimido, vigilado… como se empeñan en fabricar a Cuba los grandes medios: los artemiseños estaban felices, sobre todo porque momentáneamente su equipo derrotaba a Industriales con marcador de 2-1, y compartían gustosos las gradas con los inusuales aficionados foráneos. Incluso, los estudiantes universitarios desafiaron la barrera del idioma.
El mar no nos separa. Nos une. Incluso a Estados unidos y Cuba. Solo depende de la voluntad. A los 568 estudiantes universitarios, norteamericanos principalmente, los trajo no solo el Crucero Semestre en el mar, sino la amistad.
Con esta visita del MV Explorer a Cuba se restablecía un puente que permaneció tendido 10 años, para que cientos de jóvenes conocieran la realidad cubana. El gobierno de Bush lo cerró, al restringir los viajes de intercambios académicos y culturales, pero no hay muro que no sea derribado por la voluntad de conocer, de unir.
Los muchachos tomaron las gradas del estadio, disfrutaron el béisbol y su ambiente sano. Las gradas se pintaron de cabelleras rubias y ojos verdes, de pieles tostadas y afecto mutuo, natural, como siempre ha debido ser entre los pueblos de Estados Unidos y Cuba. Varios hasta encendieron un habano, y posaron para nuestros fotógrafos con absoluta espontaneidad.
Ally Streelman y Sarah Williams, de las universidades de California y Tennessee, respectivamente, también se sienten en Artemisa como en su propia casa gracias al afecto de la gente de este pueblo. “Esta es una nación de gente hermosa, muy cálida. Es el lugar al que siempre quisieras volver.”
Y Anna Kuo, una taiwanesa que estudia cine en Estados Unidos, confiesa que este archipiélago tiene un nada sutil encanto. Las personas quedan atrapadas cuando conocen el país, porque la gente no lo piensa para abrirte el corazón.
Por eso esta tarde, cuando la pizarra dejó grabado el marcador de 3-2 favorable a Industriales, no ganaron ni los Industriales capitalinos ni los Cazadores de Artemisa, sino la verdad, la amistad y un puente que está llamado a ser cada vez más fuerte.

Semestre mar Artemisa Lister 163

Anuncios

Acerca de Joel Mayor Lorán

Soy un romántico como Jean Valjean (el héroe de Los Miserables). Disfruto cuando hago un bien, como quería Martí. Soy un profesor sin título que hace crecer el bichito del Periodismo en quienes ya lo tienen en las venas. Y aún quiero a la gente con el cielo y otras armas en desuso. Soy un Aries que tiene todo de Piscis. Amante de la lectura y la música en cualquier idioma. Me gusta la sinceridad y la osadía. Me encanta escalar e ir a caminatas. Tengo el deseo no realizado aún de ser paracaidista. Además, me gustaría unir a este blog a otros que crean en la utopía, el amor y la amistad.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Un jonrón desde Artemisa hasta el mar

  1. Reblogueó esto en Desde Angerona te cuentoy comentado:
    Me perdi este lindo encuentro pero supe por mi hijo y sus amigos que asistieron al estadio ese dia que fue un doble espectáculo uno deportivo y el otro de fraternidad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s