El que más platos rompe

GATorres2Ya una vez el escopetero Guillermo Alfredo Torres colocó al río Ariguanabo en la cima del planeta, cuando en 2003, en Santo Domingo, igualó el récord mundial con el máximo posible de 125 puntos. Y ahora lo hizo subir dos veces al podio, en los Juegos Centroamericanos y del Caribe de Veracruz, para recibir una presea de oro y una de bronce.

La dorada fue obra de la puntería del trío de skeet integrado junto con Juan Miguel Rodríguez y Servando Puldón. Entre ellos rompieron 354 platos, de modo que superaron los 347 de los mexicanos.

Mientras, el bronce lo ganó en la lid individual, tras realizar una tirada perfecta de 50, agregarlos a los 120 de la jornada anterior, e incluirse entre los seis a la ronda siguiente: en semifinales batió 14 blancos en 16 disparos, y hubo de conformarse con disputarle el tercer puesto al venezolano Víctor Silva, a quien aventajó por 13-12.

La escuadra de tiro disfruta el orgullo de ser la máxima aportadora de oros (12) a la delegación cubana en estos juegos, cuando solo resta la prueba de pistola tiro rápido a 25 metros, para hombres, para la cual es favorito Leuris Pupo, campeón olímpico en Londres 2012.

Los tiradores de la mayor de las Antillas lideran por quinta ocasión el certamen. Desde Panamá 1970 a la fecha, apenas han cedido en San Salvador 2002 y Mayagüez 2010, citas a las cuales Cuba no acudió.

Entretanto, Guillermo Alfredo es quizás el deportista que ha permanecido por más tiempo en una selección nacional, con 38 años y ocho incursiones en Centroamericanos, desde Medellín’78, cuando compartía equipo con Servilio Torres, su papá. Entonces, intervino con 19 años, obtuvo medalla de plata y participó en el oro por equipos.

El ariguanabense acumula diez medallas de oro, dos platas y un bronce a este nivel. Igual ha asistido a seis Juegos Olímpicos (solo faltó, como Cuba, a Los Ángeles’84 y Seúl’88), nueve Panamericanos y más de 30 campeonatos Mundiales y copas del Mundo.

Conquistó la corona en La Habana’91 y resultó el primer cubano en ganar una medalla individual en un certamen del orbe, con bronce en Venezuela’87. Además, quedó sexto en las Olimpiadas de Moscú, a un punto del oro, pues los cinco primeros lograron 196.

Puede que lleve en la sangre una fórmula tan rara como eficaz: ecuanimidad y pólvora. La heredó de su abuelo, un gran cazador y de su padre, un tirador de renombre. Y, por supuesto, le agregó tenacidad: en 1977, cuando en un panamericano juvenil igualó el récord mundial para bisoños, sabía que estaba destinado a romper muchos platos más.

Anuncios

Acerca de Joel Mayor Lorán

Soy un romántico como Jean Valjean (el héroe de Los Miserables). Disfruto cuando hago un bien, como quería Martí. Soy un profesor sin título que hace crecer el bichito del Periodismo en quienes ya lo tienen en las venas. Y aún quiero a la gente con el cielo y otras armas en desuso. Soy un Aries que tiene todo de Piscis. Amante de la lectura y la música en cualquier idioma. Me gusta la sinceridad y la osadía. Me encanta escalar e ir a caminatas. Tengo el deseo no realizado aún de ser paracaidista. Además, me gustaría unir a este blog a otros que crean en la utopía, el amor y la amistad.
Esta entrada fue publicada en artemisa, Cuba, deporte y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s