Una carta que llegue a donde estés

te amoEste 14 me servirá para gritar a los cuatro vientos que te amo. No porque sea mi sueño individual ni tenga un espacio que me sea permitido usar; más bien porque mi amor puede ser el de cualquiera, el de seres flemáticos o ardientes.
Tú me desarmas. Justo cuando tengo la certeza de que logro quitarte la blusa, para rozar mis dedos con tu espíritu, te vuelves hacia mí, observo mi reflejo en tus pupilas y tu reflejo en las mías… y me desarmas.
Los días no son igual de azules cuando no hablamos. Ni el viento huele igual. Y la luz no me alumbra como la sonrisa en tus ojos. Si escribo en cada trozo de papel, si le castigo con un “poema”, aun así, después, te extraño.
Llevo tus fotos en el pecho, el olor de tu cuerpo en mi atmósfera propia, tu alegría en mis cientos de bolsillos… y te echo de menos, no importa si estás lejos o solo estás en casa, durmiendo todavía, mientras yo deambulo por otra jornada larga en esta redacción.
Quiero ahora mismo tus preguntas, tus respuestas, tus silencios, tus pensamientos que adivino, tu música. ¡Qué difícil es hasta comer un pedazo de flan si no tengo un beso tuyo que beber!
Cierto, te debo las tardes que veremos caer las olas y rodar el mar calle abajo. Te debo tus sueños que se esconden en mis labios, tus labios que se agazapan en mis sueños. Ahora mismo voy, a hurtadillas, a pescar un par de estrellas para tus ojos, voy a pedirle una canción al rocío… solo para ti.
Hoy llueve mucho, y pareciera que están lavando el mundo. Yo solo pienso en escribir una carta de amor… y que la encuentres, como por casualidad, cuando despiertes hoy.

Anuncios

Acerca de Joel Mayor Lorán

Soy un romántico como Jean Valjean (el héroe de Los Miserables). Disfruto cuando hago un bien, como quería Martí. Soy un profesor sin título que hace crecer el bichito del Periodismo en quienes ya lo tienen en las venas. Y aún quiero a la gente con el cielo y otras armas en desuso. Soy un Aries que tiene todo de Piscis. Amante de la lectura y la música en cualquier idioma. Me gusta la sinceridad y la osadía. Me encanta escalar e ir a caminatas. Tengo el deseo no realizado aún de ser paracaidista. Además, me gustaría unir a este blog a otros que crean en la utopía, el amor y la amistad.
Esta entrada fue publicada en literatura, poesía y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s