Te acompañaremos en la Historia

fidel-castro-a-inicios-de-la-revolucion Solo los enemigos creían posible tu muerte, los que nunca lograron arrancarte un pelo de la barba. Nosotros solíamos imaginarte capaz de vencer incluso las campanadas del tiempo. La de este 25 noviembre fue la noticia para la que nunca nos hubiéramos preparado.

El sueño se nos hizo pedazos. Aquella frase de “falleció Fidel” no existía hasta entonces. Aún la imagen incolora y absurdamente increíble sigue sin existir. En cambio, se me atropellaron las de tu estatura, las de tu fusil y sonrisa. Me pregunté cómo les explicarán a los niños en las escuelas. Me rompí la cabeza intentando entender de qué manera tierna y firme habrá de llorarte Raúl.

Será difícil relacionarte con las palabras fallecimiento, partida o final. Un amigo lo diría de otra forma. “Un gigante nunca muere, solo descansa para continuar su lucha desde otra trinchera más: el corazón de todos los cubanos”.

Otro reclamaría que “los revolucionarios no se entierran, se siembran”. Y Maduro, el presidente de Venezuela, aclararía que partes “hacia la inmortalidad de los que luchan toda la vida”.

Además, si te despediste luego de tantas misiones cumplidas fue cuando te vino en ganas, no cuando lo quiso la CIA, no cuando lo inventó el diario El País.

Y es que quien enfrentó a los huracanes de igual a igual, de huracán a huracán; el caballero que siempre se batió por los humildes, como aquel famoso colega tuyo de La Mancha; el hombre que consiguió la más baja tasa de analfabetismo del mundo… no más se ha vuelto camino, luz.

Iván Márquez, representante de las FARC-EP, escribió hace unas horas: “Gracias, Fidel por su inmenso amor por Colombia. Que el Acuerdo de Paz de La Habana sea nuestro postrer homenaje”.

El nuestro ha de ser acompañarte en la Historia, con más imposibles posibles en las manos, con la estrella luminosa, con la misión cumplida.

Anuncios

Acerca de Joel Mayor Lorán

Soy un romántico como Jean Valjean (el héroe de Los Miserables). Disfruto cuando hago un bien, como quería Martí. Soy un profesor sin título que hace crecer el bichito del Periodismo en quienes ya lo tienen en las venas. Y aún quiero a la gente con el cielo y otras armas en desuso. Soy un Aries que tiene todo de Piscis. Amante de la lectura y la música en cualquier idioma. Me gusta la sinceridad y la osadía. Me encanta escalar e ir a caminatas. Tengo el deseo no realizado aún de ser paracaidista. Además, me gustaría unir a este blog a otros que crean en la utopía, el amor y la amistad.
Esta entrada fue publicada en artemisa, Cuba, estados unidos, política y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s